Toqué el musgo y oí el despertar, en silencio, de los pájaros. 

©jpw