Javier Pérez Walias

OTROS TEXTOS

 

EL OFICIO DEL POETA

 

Escribo porque me salva, porque es lo único que me queda, porque fija un sonido, unas luces, el final de un acto de amor, el escenario de unas horas de deseo. Así comienza un poema en prosa de Javier Lostalé titulado Confesión que pertenece a su libro La Rosa Inclinada. Ciertamente, toda manifestación artística, literaria y en esencia la de la expresión poética, acoge en sí misma una forma para la confesión semejante a la aparente sencillez, en su mecanismo, de un reloj de arena. Mecanismo para la confesión cómplice que se pone en movimiento desde la nostalgia de lo perfecto; que nos permite vivir dentro y fuera de las aguas comunes del lenguaje, como si fuéramos anfibios por la propia expresión en nuestra próxima realidad. Este hecho nos otorga la gracia de indagar en sensaciones que se originan a flor de piel, que emanan de roces, encuentros y desencuentros, en ocasiones simples, inadvertidos, tal vez, para el otro. Así, por el caudal del lenguaje fluye el agua de las palabras hermosas y del entendimiento, convirtiendo parterres de lo anecdótico en concreción de lo profundamente humano y común. De esta manera, y por medio de un uso casi encelado de esta lente que es la poesía, podemos rescatar, desde la oscuridad recóndita del ser, lo esencial de nosotros mismos y transmitirlo, para hacerlo palpable, a nuestros semejantes. Nunca el engaño fue tan bello.


                                                                                      Poemas, Aula Enrique Díez Canedo, Badajoz 2007.

 
                     

SUBIR

 
 
ENCANTADO, BENEDETTI


 

"ENCANTADO, BENEDETTI, es un saludo mágico. Es el impulso inocente de una melodía. No es un testimonio al uso. No es sólo música. Encantado, Benedetti es, además, un viaje en el que lugares comunes como la palabra, la voz, el ritmo, la amistad, la ausencia o los viajeros, se confabulan y transitan por los paisajes interiores del hombre, del hombre que sueña con canciones y que proclama el orgullo de serlo en común unión con otros hombres. Encantado, Benedetti es el abrazo emocionado entre Mario Benedetti (poeta) y Manuel Cobos (cantautor) en una Patria que es Humanidad. Encantado, Benedetti ha sido concebido, sobre todas las cosas de la naturaleza del arte, como el abrazo íntimo entre el ritmo y la palabra; entre la mirada bondadosa y la sutil ironía, porque en la vida el destino y el azar son como el lecho y la corriente del río que nos lleva.  Encantado, Benedetti es el abrazo íntimo -honesto- entre el anhelo, la nostalgia y el hallazgo de lo que un día fue soñado bajo la música común de las estrellas."

                                                                         

                            Sinopsis para el DVD Patria es Humanidad de Esmeralada Hernández. 
                      

SUBIR