El de ayer, sábado 12 de mayo, fue uno de esos días intensos. Intenso de calor (37º en Sevilla a la sombra de La Real Mestranza de Caballería), intenso de emociones y de vida literaria a los pies de los caballos. En suma, intensidad a raudales. La sorpresa de la mañana me la dio mi fraternal malagueño JLB. Al mediodía, presentamos, NL y un servidor, las credenciales de “Arrojar piedras” en el Espai D´art (entre Triana y Los Remedios, según me contaron) creado por el artista plástico JB (MACURO). Almorzamos. Charlamos con JSM y, ya entrada la tarde, tomamos café en el Hotel Inglaterra, para después visitar la Feria del Libro, en Plaza Nueva. Tuve la fortuna de coincidir en el stand de La Isla de Siltolá con JMJ y de mantener una gratísima conversación con él. Nos acompañaron los libros y los amigos, y entre otros libros la antología “Poesía para niños de 4 a 120 años”, “Plaza de toros”, un hermosísimo “Tablero de sueños” o la espléndida puesta de largo de la “Poesía Completa de Víctor Botas” (¡tomen buena nota!) con Edición y Prólogo de JLGM. Lo dicho, un día intenso de calor y luz y poesía a orillas del Guadalquivir.

            

           

              

©jpw