Javier Pérez Walias

Contenido de Enero, 2011

Versión Aérea de Luis Arturo Guichard

 

De la mano y la amabilidad de Ferran Fernández, y desde la Ciudad del Paraíso (Málaga), me llega una nueva entrega de la espléndida colección Luces de Gálibo. Poesía, que con tanto gusto dirige. Se trata, en esta ocasión, de un poemario del poeta mexicano, afincado en Salamanca, Luis Arturo Guichard, a quien conocí en el último Congreso de Escritores Extremeños, celebrado en Cáceres, en 2009. Versión aérea, visto así, en la pulcritud de su cuidada presentación, en una lectura primera, a salto de hojas,  es, sin duda, un magnífico libro de poemas. Con todo, deberá esperar el momento  propicio, con la tranqulidad necesaria, para la lectura en profundidad que, con seguridad, se merece. También quiero recordar aquí, tal y como reza en las contracubiertas de cada uno  de los libros de esta colección, que Luces de Gálibo donará el uno por ciento de los beneficios producidos por la venta de este libro a la ONG Acción en Red. Os dejo un fragmento como muestra de lo dicho. Salud y placentera lectura para todos.

             SIMETRÍA

En un espacio no mayor que éste
escribo, busco el momento
en el que el aire muestra
la medida exacta de las cosas.
El cuarto permite sólo unos pasos
que repito en una dirección y en otra
como quien busca confirmar
el tamaño de su cuerpo.
Visto fríamente, en mi cuarto
no hay más que un poco de madera
(mesa, libros, suelo y lápices)
y un poco de aire.
Medir el aire quizá sea el secreto,
hacer que se acomode a los recuerdos
o que en un descuido nos asome
un retazo de la vida que vendrá.
El cuarto guarda una cierta simetría
con las calles y, más allá de la ciudad,
se iguala sobre todo con los árboles,
madera viva rodeada de aire vivo.
Ir del cuarto al bosque
quizá sea el secreto, […]

 

 ©jpw

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Daños colaterales

    El silbido de la metralla en el interior de un cuerpo es la constatación silenciosa de la perversidad humana y del dolor.

    ©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Juegos de niños

    Las extremidades de los niños saltaban por los aires y caían sobre las camas elásticas de los campos sembrados de minas.

    ©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • El hombre (rana)



    El hombre o rana; o nadador o naúfrago, acaba siempre braceando aguas arriba, hasta darse de bruces con la fuente de su desasosiego.

    ©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Adivinanza

    Acabó amando su infancia tanto como un exiliado acaba amando su destierro.

    ©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG