Javier Pérez Walias

Contenido de Noviembre, 2010

Locus amoenus

La cacharrería de libros

He leído en algún rincón de la red, que a la mesa invadida por el caos, en la que vamos depositando la generosidad que nos remiten los amigos en forma de libros, la podemos llamar cacharrería. Este lugar, anunciado así, es como una madre joven, preñada de significados tiernos, y lo es por sus matices fónicos, por sus connotaciones de equipaje imprescindible y porque, sobre todo, nos convierte en pequeños Funes, en sesudos plantígrados, ávidos de memoria y afecto, que entramos, a volapié, en el pensamiento colectivo para movernos por el tablero que dibujan las relaciones entre las personas de bien. A diferencia de las grandes bibliotecas y los museos, las cacharrerías de libros están más vivas que nunca y nos permiten bucear, a lo esnórquel, entre las páginas aún desprovistas de su acuse de recibo, y conmovernos con las peripecias de sus moradores, por obra y gracia de sus ángeles custodios, y deleitarnos bajo el amparo impagable del libre albedrío, de la elección a ciegas o de la flecha que atraviesa rauda el corazón de lo inexplorado. Nos permiten encontrar un universo luminoso en medio de la oscuridad de estos días interminables de noviembre, descansar bajo una palmera que rebosa leche dulce en medio de una isla. Las cacharrerías de libros se nutren, crecen y merman, con el gesto de los amigos, con el gesto de los amigos de las cosas perdurables, con el gesto de los que alumbran las palabras al ritmo ajedrezado de las cubiertas, al  ritmo de cualquier esperanza, con las letras capitulares de la gratitud, al ritmo de la vida, por ejemplo. Luego, por imperativo del espacio que habitamos, acabamos poniendo pauta y medida, cierto orden en el caos de los sentimientos más puros. Acabamos acomodando nombres y vísceras, como víctimas casi del olvido, en sus celdillas correspondientes. Pero a partir de este momento, ya nada, aunque sólo regresemos de vez en cuando a charlar con los que allí moran, ya nada será lo mismo. Las cacharrerías de libros son, a la postre, nuestro locus amoenus para el regocijo y el agradecimiento.

©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG

  • Fragmentos de Enero de mi amigo NACHO LOBATO se ha alzado con el primer galardón del Premio de Pintura Muface. Decía yo, no hace mucho, que a la belleza se llega por los poros, que a la armonía se llega, asimismo, por la energía incandescente de las pupilas, por los respiraderos del alma. Y, por lo mismo, no es  casualidad que se le haya concedido este Premio al  artista plástico y escenógrafo sevillanoextremeño. Con frecuencia, el talento, unido a una gran capacidad de trabajo y al entusiasmo por compartir una mirada profunda y particular de la realidad, alumbra obras tan hermosas y expresivas como estos fragmentos de enero. Desde aquí, desde este pequeño rincón habitado por la palabra, quiero enviar mi más cariñosa enhorabuena y mi admiración por este artista y su obra.

    ©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  •             El próximo martes, 23 de noviembre, visita Alcántara el escritor extremeño José Antonio Leal Canales (Villa del Rey, 1958). Leal Canales es uno de los escritores más representativos de la narrativa extremeña. Intervendrá a las 18:00 horas, en el Taller del Cuento y la Poesía que imparto en la Universidad Popular, inscrito en la Red de Talleres Extremeños. El acto se celebrará en la Biblioteca Pública Municipal. El autor leerá algunos fragmentos de sus libros y charlará con los asistentes sobre su concepción del cuento, del relato, de la novela y de la literatura. También charlaremos con él sobre su última novela (Premio Ciudad de Badajoz, 2009) El testimonio del becario. La lectura es abierta al público (puede asistir todo aquel que lo desee; no es necesario estar inscrito en el taller). Agradezco desde aquí a José Antonio Leal haber aceptado, sin dudarlo, nuestra invitación.

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Éste es el catálogo publicado por la Diputación de Cáceres con motivo de la exposición Wunderkammer/White noise de JAVIER ROZ en la sala El Brocense. Los textos son de Javier Pérez Walias, Juan Varela, Antonio Urdiales y yo mismo.

    ©jr
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Badajoz, Dip. Prov., Servicio de Publicaciones, 2010, 186 págs.

    Coordinación e introducción de Manuel Simón Viola.

    Varios Autores

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  •                                                                                            

    El escritor José María Cumbreño (Cáceres, 1972), uno de los escritores más representativos y prolíficos de la última literatura extremeña, intervendrá el martes, 9 de noviembre, a las 18:00 horas, en el Taller del Cuento y la Poesía que imparto en la Universidad Popular de Alcántara, inscrito en la Red de Talleres Extremeños. El acto se celebrará en la Biblioteca Pública Municipal. El autor leerá algunos fragmentos de sus libros y charlará con los asistentes sobre su concepción de la literatura.  La lectura es abierta al público (puede asistir todo aquel que lo desee; no es necesario estar inscrito en el taller). Agradezco desde aquí a José María Cumbreño haber aceptado, sin dudarlo, nuestra invitación.

     

    José María Cumbreño (Cáceres, 1972) es licenciado en Filología Hispánica y profesor de Educación Secundaria. Ha publicado los poemarios Las ciudades de la llanura (ERE, 2000), Árbol sin sombra (Algaida, 2003, Premio de poesía Ciudad de Badajoz), Estrategias y métodos para la composición de rompecabezas (El Bardo, 2008), Diccionario de dudas (Calambur, 2009), Breve biografía apócrifa de Walt Disney (Algaida, 2009, Premio de poesía Alegría/José Hierro) y, en Portugal, la antología bilingüe Teorias da ordem (Edições Sempre-em-pé, 2009). Es también autor del libro de relatos De los espacios cerrados (Fundación José Manuel Lara, 2006, Premio de narrativa breve Generación del 27), del ensayo literario Retórica para zurdos (ERE, 2010) y del diario Límites y progresiones (Baile del Sol, 2010). Tiene en prensa el poemario Genelaogías (Luces de Gálibo) y la antología La parte por el todo (La isla de Siltolá). Es el padre de Irene.

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG