Javier Pérez Walias

Contenido de Octubre, 2010

30-10-2010 / 11:20 h

Navalmoral de la Mata (Cáceres), 30 oct (EFE).- El poeta Javier Pérez Walias estará en Navalmoral de la Mata el próximo martes, 2 de noviembre, donde visitará el Taller Literario de la Universidad Popular morala y ofrecerá una charla. La charla tendrá lugar en la Casa de la Cultura a partir de las cinco y media de la tarde, según ha informado la Concejalía de Educación. Pérez Walias ha publicado sus poemas en diversas antologías y revistas especializadas y su último premio literario destacable lo obtuvo en 2008 al ganar la XVII Bienal de Poesía "Provincia de León" con su libro Largueza del instante. Desde 2005, dirige junto a José Manuel Fuentes la colección de poesía "Cuadernos del Boreal", cuya nómina de escritores incluye a autores como Luis Alberto de Cuenca, Antonio Carvajal o Jesús Hilario Tundidor. EFE.
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • A la belleza se llega por los poros. A la armonía se llega, asimismo, por la energía incandescente de las pupilas, por los respiraderos del alma y por los dedos de las manos que abrazan instrumentos. A la belleza, a la armonía, se acude como quien acude a una cita a ciegas bajo la lluvia y comprueba que una vez en el centro del huracán, en el centro del lienzo o de la tabla, en el lugar cero de una polaroid o junto al silencio dinamitado de la espera, acontece el estertor incomprensible de lo humano que nos saca por un instante de la desidia del mundo. Para la exposición (muy recomendable su visita) se ha editado un catálogo con textos de Antonio Urdiales, de Juan Varela, del propio Javier Roz y de un servidor.

    ©jpw
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • javier roz / ESTAMPA´10

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Jardines del Diablo (Pletvici)

    A veces suceden acontecimientos que le devuelven a uno al mejor de los estados de ánimo. Leyendo, días atrás, los Tres tratados de Armonía de Antonio Colinas, me encontré, nada más comenzar, en el preliminar, con la siguiente reflexión del poeta leonés: Recuerdo siempre el caso de aquella anónima lectora a la que conocí en la Feria del Libro de Madrid. De su bolso extrajo, para que se lo dedicara, un libro muy gastado por el uso y medio desencuadernado: era el primer Tratado de armonía. “Siempre lo llevo conmigo”, me dijo. Ésta es a mi entender, la mayor satisfacción para un autor: sintonizar, simplemente, con ese lector anónimo, secreto. Aunque no es el caso a pies juntillas, debo reconocer la gran satisfacción que a mí me proporcionó recibir, semanas atrás (perdón por el retraso) en mi teléfono móvil, desde Croacia, y más concretamente desde el Parque Nacional de los lagos de Plitvice, un sms de una entrañable amiga y lectora, o entrañable lectora y amiga (tanto da), que reza  “Hoy he pasado el día en los Jardines del Diablo y ya les he puesto color a las puertas del infierno”. Os dejo uno de los dos poemas de Largueza del instante a los que se refieren las palabras en cuestión y vaya desde aquí mi recuerdo, mi agradecimiento y mi cariño para Virginia.  

     
                                                                                                                         ©Javier Alcaíns


                          JARDINES DEL DIABLO

                                 No soy presente sólo, sino fuga raudal de cabo a fin.

                                                            Juan Ramón Jiménez

    En el principio apenas éramos la ausencia,

    un mirador abierto hacia la nada,

    un abecedario celeste

    entre los líquenes de los árboles y nuestros ojos.

     

    Y ante nuestros ojos todo el movimiento del agua,

    todo el sonido tras los umbrales del exilio

    y en los pequeños barrancos

                                              y en los lagos

    como un péndulo.

     

    Así es como aquí ha vertido el instante su latitud de pájaro,

    así es como aquí el infinito movimiento

    ha sobrevolado los árboles

    y posa ahora su mano sobre las piedras

    sumergidas bajo un horizonte de cal

     

    quebradizo.

     

    Reflejos, siluetas, troncos entre cenizas,

    toda la lava azul

    enredada entre los íntimos arrecifes

    hacia los profundos jardines del silencio.

     

    Todo el silencio como un murmullo de mercurio bajo la tierra,

    como un largo poema,

    como un río transparente que lo colmase todo

                                                                      único

    o como un carámbano al lado dulce de las sienes

     

    piel con piel

     

    y el escalofrío y la fiebre y la escasez enferma de la lluvia

    tantas veces columpiándose

    por escapar de los labios.

     

    Todo el silencio es un instante fugaz,

    repentino

    para la huida

    como cuando un hombre se adentra solo en la niebla.

     

    Todo el silencio es el aire,

    es todo el aire,

    es el viento abrasador de los deshabitados desiertos

    que no desordena las dunas

    ni ciega las córneas

    para saber de la imperfección de su existencia

    sino para,

                   intacto,

    engendrar, en la largueza fértil de un instante, su generosa incertidumbre.

    ©JPW

     

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  •                                                                                                          

     

    El extremeño Javier Martín Santos, editor en su última época, entre otros, de algunos de los libros como Le cantique des cantiques del ginebrino  François Louis Schmied (1873-1941), acaba de imprimir una edición de bibliófilo de Largueza del instante de Javier Pérez Walias. La edición está ilustrada por la mano delicada del iluminador de Valverde del Fresno Javier Alcaíns, autor, entre otros títulos, de una versión del Beato de Liébana –caligrafiado e ilustrado para la emblemática Editorial Moleiro– o Sepulcro en Tarquinia de Antonio Colinas o Arquitectura melancólica. Esta edición de Largueza del instante (Premio XVII Bienal de Poesía "Provincia de León"), 2008,  consta de una tirada de 40 ejemplares, de 27,2 cm  X  21,7 cm,  en papel  especial BASIK de GUARRO, numerados y firmados por ambos autores. Las ilustraciones originales pueden apreciarse en el ejemplar nº1 según aparece reflejado en el colofón. El libro se presenta en rama y en estuche realizado por el Taller de Encuadernación Roma de  Cáceres.

     

                    

                                                                 ©JPW    
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG