Javier Pérez Walias

Contenido de Noviembre, 2009

Largueza del instante

Cazador de Lunas 2007
Largueza del instante
(Premio XVII Bienal de Poesía "Provincia de León", 2008)

("Provincia" Colección de Poesía, nº 143. Instituto Leonés de Cultura de la Excma. Diputación de León, León, 2009).

(more…)

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: OBRA POÉTICA
  • Recibo con agradecimiento máximo la reseña que, sobre  Largueza del instante, escribe en su web visualpoetry.blog.com.es/ mi querido amigo y poeta Agustín Calvo Galán. Aprovecho también, desde aquí, para agradecer la cariñosa acogida que está teniendo el libro. Gracias  a Eloísa Otero por su "isla" islakokotero.blogsome.com/category/javier-perez-walias/ y a Ángela Serna  por su "Poesía de ayer y de hoy" http://olerki-poesia1.blogcindario.com/2009/11/01794-javier-perez-walias.html


    "Largueza del instante por Pérez Walias"
    por visualpoetry @ 05. nov 2009 – 16:17:30

    Largueza del Instante

     Javier Pérez Walias
     Instituto Leonés de Cultura, Diputación de León, 2009
     86 págs.

    No descubro nada si digo, como en tantos otros ámbitos de la creación, que buena parte de la poesía actual adolece de falta de velocidad. La impaciencia falsifica la maduración y la convierte en prejuicio. Ser joven, o mejor: parecerlo, vivir rápido, romper, estar en el mundo, epatar vienen a ser los argumentos reiterativos de las obras que van aupando nombres hacia la centralidad de los escaparates poéticos. Pero no nos compadezcamos, hay aún quien sigue conjugando el verbo ser. He aquí que con Largueza del instante Javier Pérez Walias resultó ganador de la XVII Bienal de Poesía "Provincia de León". Sin prisas, desde su territorio periférico, Pérez Walias ha ido edificando una casa sobria y bien construida en la que habitar el instante; ese borde afilado que sostiene todo lo que somos y percibimos, que ata a nuestra espalda el pasado mientras no quiere o no se atreve a imaginar el futuro, y sobre el que, evidentemente, transcurre todo; una edificación de la memoria, que le permite al poeta vivir e invitarnos a participar de sus estancias. Porque Largueza del instante se lee como si visitásemos la intimidad del poeta, saboreando no sólo sus palabras, su recibimiento de amistad, sino también compartiendo sus silencios y extrañezas. Pero, como el mismo título delata, el verdadero asunto de este libro es el tiempo, tanto en su percepción como en la incapacidad para su aprehensión; es así como tan sólo el instante presente, tan sólo alargar el ahora nos permite, por un lado, convertir la existencia en voluntad y, por otro, degustar la incertidumbre de todo lo demás.

    Ha llegado la hora de alargar el instante,
    de habitar en los bordes,
    en los bordes de la doblez, de la miseria y del hombre
    para despojarnos de esta tibia sensación
    de estar
    y no.                                                                                                                                                                

    (Pág. 25)

     Poesía para darse un tiempo a uno mismo y a los demás, y no para perderlo.

     

    © A.C.G. 2009

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG