Javier Pérez Walias

Contenido de Enero, 2008


Los dialectos
del ÉXODO

MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ SANJUÁN
MONOSABIO/ POESÍA, 24
AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA. MÁLAGA, 2005.
61 PÁGINAS

 

 
 

El hombre que no ve más que una fuente no conoce más que una tormenta.

                                                                              René Char

Miguel Ángel Muñoz Sanjuán —lo prometido es deuda— es autor de los poemarios Una extraña tormenta (Madrid, 1992), Las fronteras (Calambur Editorial, Madrid, 2001 / www.calambureditorial.com/index.html) o Cartas consulares (Calambur Editorial, Madrid, 2007). Fue organizador, así mismo, de las Primeras Jornadas de Joven Poesía Española en homenaje a Luis Cernuda (Madrid, 1988), y fundó y dirigió la colección de poesía Abraxas (Madrid, 1989). Su conexión con Málaga queda patente con su participación en la edición de la obra poética de Rafael Pérez Estrada, La palabra destino (Madrid, 2001). También realizó los comentarios que acompañan al libro de Juan Carlos Mestre El universo está en la noche (Madrid, 2006). En este sentido, Los dialectos del ÉXODO, suponen un peldaño más en una obra que crece firme desde sus cimientos. Estamos ante un libro marcado —apuntan algunos autores— por la influencia de Saint John Perse y su Anábasis. Son 19 los poemas que lo componen, entre ellos La huella, Vuelta al hogar, Orígenes, Enmudecida latitud o Las jornadas alumbradas de Amijái. Poemas todos ellos titulados y numerados en arábigo, con un ritmo de larga cadencia, ritmo sustentado en cada uno de los versículos y en cada uno de los poemas con un marcado equilibrio. Este hecho, que pudiera parecer simple, otorga claridad y bondad a la lectura, al tiempo que sirve de bello encofrado a una organización copiosa en contenidos, contenidos que nos hablan de la vida, del lenguaje, del llanto, de las pérdidas o del recuerdo: El hombre que camina es el centro y el ÉXODO su destino irrenunciable. Son extraordinarias las referencias a lo sagrado, al pensamiento y a la expresión de lo profundamente humano (el dolor, la esperanza, la inocencia de los despreciados, pero también, su cultura, sus enseres y su memoria). Y todo ello nos conmueve gracias a un logrado conjunto lírico, gracias a la atmósfera creada entre lo que se nos revela y el andamiaje estilístico preciso para hacérnoslo visible. Ha sido un verdadero placer compartir, desde la perspectiva de lector, estos dialectos del éxodo. Un broche esencial para una colección esencial.

1

LA HUELLA

Nombro al padre, al padre del padre que tejió el llanto de la
                                                                    [madera.
Busco la piedra de sangre,
la luz que dio nombre a los cielos en la matriz de una mujer.
Nombro y descubro, abandono y aguardo.
Clamo doliente al ver el lento cimbrear del arroz granado.
Canto después de que las sombras me hablen. […]


                                                     © Miguel Ángel Muñoz Sanjuán

                                                                                                                                                           © JPW

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  •     La Colección Literaria "Monosabio" dirigida por Javier la Beira y Diego Medina, que dependía del Área de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Málaga, ha sacado a la luz de la bahía malacitana sus dos últimos títulos. Se trata de los números 23 y 24: una novela corta del escritor y periodista malagueño Juan Gaitán y un libro de poemas del madrileño Miguel Ángel Muñoz Sanjuán. Esto es así como consecuencia de la decisión de los responsables políticos del Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga de dar por concluido este mágico periplo de "Monosabio". En cualquier caso, autores como Jaime Siles, Rafael Pérez Estrada, Pepe Infante, Francisco Ruiz Noguera, Juan Carlos Mestre, o José María Parreño, entre otros, dejaron su sello, su calidad creativa y su generosidad en los moldes y en las páginas de esta colección. Un testimonio más, sobresaliente sin lugar a ninguna duda, de la rica tradición malagueña en lo que a edición se refiere, gracias al desvelo de Javier la Beira y Diego Medina y al cuidadísimo diseño de Antonio Herráiz. Concluye así su camino este "Monosabio" para sumarse a otros hitos de la edición en Málaga, como los llevados a buen puerto por el entusiasta Ángel Caffarena. De esta forma, los amantes de colecciones editoriales con tratamiento exquisito y de elevada calidad en lo estrictamente literario, tendremos que aguardar a nuevos y generosos proyectos o releer, con gusto añadido, cualesquiera de los veinticuatro títulos que constituyen ya la historia de MONOSABIO en esta etapa. Etapa que se abrió con Estado nunca fijo de Jaime Siles en el año 2004 y que concluye, para disgusto de muchos, a finales del pasado año, con un libro, a mi modesto entender, esencial: Los dialectos del ÉXODO (del que daré noticia en breve) del mencionado arriba Muñoz Sanjuán.

    ¡Ahí queda el corte!

                                                                                                                            JPW
  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  •     El día 15 de enero comenzaron en el IES TAMUJAL de Arroyo de San Serván las "II Jornadas Literarias" a cargo del poeta Javier Pérez Walias que visitó nuestro centro para realizar una lectura de poemas pertenecientes a su obra Cazador de lunas. El evento fue organizado por el Departamento de Lengua Castellana y LIteratura, en colaboración con la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, del Ministerio de Cultura, dentro del Programa "Encuentros Literarios en Institutos de Enseñanza Secundaria", y dirigido a alumnos de 4º de ESO y 1º de Bachillerato. El título de su intervención fue Cazador de lunas: Una poética para un paisaje. Al finalizar la lectura de poemas se abrió un coloquio en el que los alumnos participaron y dialogaron abiertamente con el autor de Los días imposibles.

    (La base de esta noticia ha sido tomada de la ofrecida por María de la Fe Pavón López en la WEB del IES)

     

    ÚLTIMOS DÍAS DE INVIERNO

     

    Son los últimos días del invierno,
    desapacibles.
    La luz ilumina dolorosamente,
    sin fuerzas
    las ventanas, el corazón,
    las alfombras.
    Y apenas ha caído lluvia en tus ojos
    y en tu pelo
    durante las últimas noches.
    Y con tan poca cantidad de agua
    recogida en el último otoño
    y con tanta ausencia de luz lunar
    en los labios
    quizás no sea fácil —¿tú que crees?—
    que lleguen a tiempo las próximas caricias.

                                                        JPW

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • ELEGÍA PARA LA ESPALDA MOJADA

    MEZOUAR EL IDRISSI
    LIMINAR DE ALBERTO TORÉS GARCÍA
    TRADUCCION DE MEZOUAR EL IDRISSI Y ALBERTO TORÉS

    CEDMA. MÁLAGA, 2005.
    95 PÁGINAS

     

        Recibo desde la hermosa ciudad de Tánger, con gran placer y agradecimiento, el libro, en edición bilingüe (árabe-español) Elegía para la espalda mojada, del poeta y profesor Mezouar El Idrissi. Tal y como reza en la contracubierta, este poemario, lo es, ante todo, humano y solidario. Pero no menos lírico por ello. La memoria de lo vivido, lo histórico y lo poético conforman el mortero más consistente para que fluya la expresión del pensamiento por medio del lenguaje y la belleza. Así, de una de las páginas del libro he extraído el siguiente poema:

     

            EL POETA

    Como los pájaros del imposible
    te refugias en las orillas de la soledad
    donde brota la añoranza
    en las ramas de la noche
    enraizándote en la tierra de la perplejidad
    así, cultivas la congoja
    y el octavo viaje
    después de haberte embriagado
    con el embrujo de los confines.

    ¡Oh tú, solitario
    a pesar del derrame de las cenizas!
    Tus espejos se reproducen
    en los jardines de sombra
    y es que eres el invitado
    a los banquetes de luz
    tu cuerpo se acerca al sol
    mientras las sombras de tus alas
    acoge la tierra.

                                    
                                                  © Mezouar El Idrissi

     

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Recordando a Ángel González

      
             
            EMPLEO DE LA NOSTALGIA

     

                                                                        A Carlos Barral         

        Amo el campus
        universitario,
        sin cabras,
        con muchachas
        que pax
        pacem
        en latín,
        que meriendan pas pasa pan
        con chocolate en griego,
       que saben lenguas vivas
       y se dejan besar en el crepúsculo
        (también en las rodillas)
        y usan
        la cocacola como anticonceptivo.

     

                            Ah las flores marchitas de los libros de texto

    finalizando el curso
                            deshojadas
    cuando la primavera

    se instala
    en el culto jardín del rectorado
                            por manos todavía adolescentes
    y roza con sus rosas
                            manchadas de bolígrafo y de tiza
    el rostro ciego del poeta
                            transustancinándose en un olor agrio

                            a naranjas
    Homero
                            o semem…

     

            Todo eso será un día
            materia de recuerdo y de nostalgia.
            Volverá, terca, la memoria
            una vez y otra vez a estos parajes,
            lo mismo que una abeja
            da vueltas al perfume
            de una flor ya arrancada:

     

            inútilmente.

     

                            Pero esa luz no se extinguirá nunca:
                            llamas que aún no consumen

    … ningún presentimiento
    puede quebrar las risas
                            que iluminan
                            las rosas y los cuerpos
    y cuando el llanto llegue
                            como un halo
    los escombros
    la descomposición
                            que los preserva entre las sombras
                            puros
    no prevalecerán
    serán más ruina
                            absortos en sí mismos
    y sólo erguidos quedarán intactos
    todavía más brillantes
                            ignorantes de sí
    esos gestos de amor…

                            sin ver más nada.


     

    © Ángel González. Procedimientos narrativos. La isla de los ratones, Santander, 1972.                                                        
                      

     

     

  • 0 Comentarios
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG
  • Mi querido amigo Agustín Calvo Galán nos hace llegar a través de su "otro" blog visualpoetry.blog.com.es una hermosa reseña sobre Cazador de lunas. La reproduzco completa por si fuera de vuestro interés. Gracias Agustín por este ragalo tuyo que me han traído hoy hasta aquí los Magos de Oriente.

    CAZADOR DE LUNAS
    Hay ecos de mares en este corazón de interiores perteneciente al poeta cacereño Javier Pérez Walias. Cazador de lunas (Ayuntamiendo de Málaga, Col. monosabio poesía, 2007) con introducción de Javier La Beira y notal final de Luis Alberto de Cuenca, se divide en cuatro lunas (menguante, nueva, creciente y plenilunio) así como un inicio (Acaso el tiempo) revisitado en el final, y es que las lunas nos contaron o contabilizaron el paso del tiempo mucho más claramente que el sol, (diario e inalterable en su único tiempo y en su afán de pesistencia inalterable), desde los albores de la humanidad y hasta hoy, reflejando sobre todo el ciclo natural del nacer, crecer, madurar y morir.

    Por otro lado, la nocturnidad y la luna en su variada forma son propicias para recordar lugares que Javier Pérez Walías nos devuelve en bellísimas imágenes versificadas, una Meteora más cerca de la eterna claridad (pág. 55) o un Oporto que convierte los ojos del puente en poesía, pues es ese vacío persistente, ese lugar tan transparente (Pág. 65), no podría representar mejor la efímera permanencia de lo poético ante nuestra mirada. El poeta se convierte así en un cazador de lunas, rescatando al tiempo del misterio de lo inaprensible y a los lectores de la percepción de lo evidente. Cazador de lunas es un regalo de sensibilidad y evocaciones, un lugar para el sosiego de la noche en nuestros interiores.

     A.C.G

  • 1 Comentario
  • Dentro de la categoría: ANOTACIONES / BLOG